competencia traductora

Competencia traductora - Fran ANAYA (Traductor y Lingüista)
A B C D E F G H I J K L M N O P R S T Ü W

A diferencia de lo que se suele creer, dominar uno o varios idiomas extranjeros no es condición suficiente para poder traducir a nivel profesional. Los idiomas extranjeros no son sino una más de las herramientas necesarias para poder desempeñarse en traducción. Traducir significa estar en capacidad de comprender el sentido y reexpresarlo en otra lengua de manera efectiva y libre de las ataduras sintácticas de la lengua de origen; está muy lejos de ser una mera sustitución de una palabra por otra.

La competencia traductora es un concepto multicomponencial. No puede reducirse a la «capacidad básica de traducir» que se postula en la bilingüismo como una destreza verbal innata que resulta automáticamente del hecho de ser bilingüe (Harris y Sherwood 1978:155; Harris 1978).

Competencia traductora es el nombre genérico que se da a una serie de conocimientos, habilidades y actitudes necesarios para traducir.​ Estos a su vez se pueden subdividir en diversas subcompetencias que el traductor debe adquirir para traducir con eficacia:

  • Subcompetencia bilingüe: Sistemas subyacentes de conocimientos y habilidades necesarios para la comunicación en dos lenguas. Está integrada por conocimientos pragmáticos, sociolingüísticos, textuales y léxico-gramaticales.
  • Subcompetencia extralingüística: Conocimientos sobre el mundo en general y determinados ámbitos particulares. Integrada por conocimientos de ambas culturas, enciclopédicos y temáticos.
  • Subcompetencia de conocimientos sobre traducción: Conocimientos sobre los principios que rigen la traducción (tipo de unidad, procesos requeridos, métodos y procedimientos utilizados, tipos de problemas) y conocimientos relacionados con el ejercicio profesional de la traducción.31
  • Subcompetencia instrumental: Conocimientos y habilidades relacionados con el uso de las fuentes de documentación y las tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la traducción (diccionarios, enciclopedias, gramáticas, libros de estilo, textos paralelos, corpus, buscadores, etc.).
  • Subcompetencia estratégica: Garantiza la eficacia del proceso traductor y la resolución de los problemas poniendo en relación el resto de subcompetencias. Sirve para planificar y elaborar el proyecto traductor, evaluar el proceso traductor y los resultados parciales en relación con el objetivo final, e identificar los procedimientos para su resolución.
  • Componentes psicofisiológicos: Componentes cognitivos (memoria, percepción, atención, emoción), actitudinales (curiosidad intelectual, perseverancia, rigor, espíritu crítico, conocimiento, confianza, motivación) y habilidades (creatividad, razonamiento lógico, análisis, síntesis).
Referencias: Encyclopedia of Translation Studies (Routledge); Traducción y Traductología (Hurtado); Wikipedia, otros…

Traductor de Libros

frantraductor

Traductor de Libros & Lingüista

LEE, LEE...